LINEA ALTA TENSION AMENAZA RESERVA NONGUEN ORGANIZACIONES AMBIENTALES EN ALERTA

LINEA ALTA TENSION AMENAZA RESERVA NONGUEN ORGANIZACIONES AMBIENTALES EN ALERTA

Organizaciones medioambientales de Maule, Ñuble y Biobío inician denuncias por fraccionamiento de proyecto de línea de alta tensión

Organizaciones medioambientales de Maule, Ñuble y Biobío inician denuncias por fraccionamiento de proyecto de línea de alta tensión
Articulándose en la Coordinadora Interregional Libres de Alta Tensión, comunidades de la región del Maule, ñuble y Biobío denunciaron a la empresa Mataquito Transmisora de Energía S.A por el fraccionamiento del proyecto Sistema de Transmisión Zonal Grupo 3S/E Itahue – S/E Hualqui.
Por Felipe Oyarzún
Habitantes de tres regiones, agrupados en la Coordinadora Interregional Libres de Alta Tensión, denuncian a la empresa Mataquito de haber infringido el artículo 11 bis. de la  Ley 19.300, la cual establece que “los proponentes no podrán, a sabiendas, fraccionar sus proyectos o actividades con el objeto de variar el instrumento de evaluación o de eludir el ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA)“.De igual forma, acusan a la empresa de transgredir la Ley 20.417, “al no ingresar adecuadamente al Sistema de SEIA” el proyecto en cuestión, según señala la denuncia.

 

Antecedentes de la denuncia

Según la denuncia presentada por la Coordinadora, el 16 de mayo del 2019 la empresa Mataquito Transmisora de Energía S.A ingresó al SEIA el proyecto  “Nueva Subestación Seccionadora Hualqui 220/66 kV“, el 30 de enero de 2020 el proyecto recibe una Resolución de Calificación favorable.

Por otro lado, el 19 de agosto del mismo año se ingresó al SEIA un nuevo proyecto por parte de la empresa Mataquito, denominado Sistema de Transmisión Zonal Grupo 3 S/E  Itahue – S/E Hualqui”, que forma parte del Plan de Expansión del Sistema de Transmisión Zonal del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Este último consiste en la construcción de una Línea de Transmisión Eléctrica entre la existente Subestación Itahue, región del Maule, y hasta la próxima Subestación de Hualqui, ubicada en la región del Biobío, además de considerar la construcción de 5 subestaciones (Mataquito, Nva. Nirivilo, Nva. Cauquenes, Dichato y Hualqui) y 4 líneas de transmisión.

Según la denuncia presentada ante la Superintendencia del Medio Ambiente, “este último proyecto necesita al primero para poder operar en la práctica, así como el primero necesita al segundo para poder ser utilizado y puesto en marcha. Es decir, son parte de una misma unidad operativa y de un mismo titular. Por ende, son un mismo proyecto”.

Ante esta situación, para la Coordinadora Interregional Libres de Alta Tensión, esto sería un evidente caso de fraccionamiento del proyecto.

Francisco Astorga Cárcamo, abogado denunciante y miembro de la ONG Defensa Ambiental, señaló a RESUMEN, en relación con los proyectos ambientales, que “la evaluación ambiental de los proyectos en Chile se puede hacer a través de dos vías:

por Declaración de Impacto Ambiental (DIA) o por Estudio de Impacto Ambiental (EIA). La diferencia es que en el EIA, el estándar es más alto: tienen que probar más cosas, los estudios tienen que ser más acabados; en cambio, en la DIA, el estándar es más bajo, tienen que probar menos cosas, etc.”.

En paralelo, Astorga declaró, en relación a las decisiones tomadas por la empresa, que “ellos fraccionaron el proyecto por dos cosas: Uno, porque lo partieron por la mitad, sin que fuera necesario hacerlo: lo hicieron para eludir los Impactos Ambientales. Y, por otro lado, la primera parte que evaluaron ambientalmente, la evaluaron a través de Declaración de Impacto Ambiental, en circunstancias que debieron haber hecho por Estudio de Impacto Ambiental, dado el tamaño del impacto del proyecto“.

 

Por otro lado, Carol Saavedra, integrante de la Organización Socioambiental de Treguaco, acusa al proyecto “Sistema de Transmisión Zonal Grupo 3S/E Itahue – S/E Hualqui” de un hermetismo absoluto, ya que “casi no existe información detallada sobre el proyecto de las  Líneas de Alta Tensión, nosotros nos enteremos casi de casualidad, además, solo el 2019 se hizo una reunión súper específica, en el sector de la costa y con muy poca gente, pero no se hizo ni una otra reunión”.

Finalmente, la Coordinadora ingresará la próxima semana una solicitud al SEA con el objetivo de suspender la participación ciudadana (y el avance del proyecto) hasta que se acabe la pandemia, ya que el el proyecto ingresó como Estudio de Impacto Ambiental, y este presenta una cláusula de Participación Ciudadana Obligatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *