Por Danilo Ulloa, Sociólogo.

Hablando en serio, las opiniones respecto de una nueva constitución son “tan latinoanericanas”. El mejor ejemplo es la actual carta. Alguna vez fue nueva, y para colmo, redactada así por encargo y a la medida de un solo sector de la sociedad y, salvo desde la izquierda, nadie más cuestionó una Constitución tan “charcha” (pues en menos de 30 años y ya llevaba una batería de reformas). El otro tema en esto. Somos tan latinoamericanos que hasta para leer la actual crisis y sus posibles caminos, no se encuentran mas referencias que las de este continente.

Por lo que he podido ver y entender y por las características socio culturales y políticas del fenómeno, en cuanto al pensamiento político,  formas de organización, formas de expresión, la batalla por los símbolos, yo lo encuentro bastante más parecido a lo que se vió alguna vez en el País Vasco, donde la izquierda es muy fuerte, donde existe una fuerte presencia de grupos anarquistas, de sindicatos poderosos y del movimiento  cooperativista (este movimiento es tan fuerte en el País Vasco existen grandes empresas y universidades que son cooperativas), y bueno, el uso de la violencia política y el terrorismo como mecanismo de presión política, que con la ETA pudimos ver su máximo exponente, que en el caso de Chile, después de esta crisis, también se podría generar alguna forma de organización y de  reacción que utilice la violencia política como firma de expresión.

Luego  de pasada la actual  crisis, va a quedar bastante KH con suficiente Know How como para hacer expresiones de esta naturaleza, y súmenle las fuertes  debilidades de la inteligencia policial y el plato queda servido para ello.

En suma, si lo que se busca es una burda comparación con el proceso Venezolano, para nada. Más bien Venezuela va como 40 años por detrás de los procesos de Chile. Esa es la única cosa que uno puede encontrar semejante, en lo demás, nada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *