OPINIÓN: LAS HORAS DECISIVAS

 

Por: Dr. Ariel Ulloa.  Para muchos el resultado del próximo domingo está marcado por la incertidumbre. No debiera ser así por cuanto los guarismos de la primera vuelta revelaron que la gran mayoría de quienes votaron lo hicieron por la necesidad de reformas profundas y rápidas. Esto hundió a la derecha y su candidato en un mar de dudas. Por mucho que Sebastián Piñera busque convencer al país de que él “siempre pensó en que el resultado sería estrecho”, la verdad es que la derecha jamás se soñó con lo que finalmente ocurrió. 

Pero , estamos ,donde estamos y hay que disputar los votos como si en cada uno de ellos nos fuera la vida. La primera vuelta significó entonces un remezón para todos y en primero lugar para las fuerzas que apoyan el gobierno de Michelle. La sorprendente votación de Beatriz Sánchez fue un claro mensaje a las fuerzas progresistas y significó que un franja muy importante de la población estaba por los cambios emprendidos y también por su profundización. La campaña de años de la derecha y de sus socios objetivos , los conservadores de la Nueva Mayoría había servido de poco a Piñera y había ahogado sus aires triunfalistas que auguraban un triunfo incluso en primera vuelta. Los resultados insuflaron claramente un segundo aire a la candidatura de Alejandro Guillier y su campaña tomó ciertos caracteres de la épica de los años del plebiscito. La gente ha salido a la calle a luchar porque se han dado cuenta que el domingo 17 es mucho lo que se juega.

Quedarse en casa significa en los hechos votar por más AFP, más ISAPRES, más colusiones, parar las reformas e incluso abrir un escenario de restauración conservadora que es muy malo para la enorme mayoría del país y para su estabilidad social.  En estas mismas horas, por ejemplo, el Tribunal Constitucional dominado por la derecha piñerista y cancerbero de la Constitución, se apresta a parar en seco la ley que otorga más atribuciones al SERNAC. Es decir, la derecha a través de este organismo que actúa como tercera cámara legislativa, busca impedir que el estado ponga coto a los abusos del comercio para con los consumidores. Algunos personeros, los menos, del Frente Amplio aún manifiestan dudas para apoyar a nuestro candidato y buscan cualquier excusa para dilatar una decisión que ya tomaron Beatriz, Sharp y casi todos los diputados de esa alianza política. Es un error.

Lo único que cabe decir frente a tal actitud dilatoria es que si llegara a ganar Piñera tendrán que esperar sentados reformas o cambios de fondo, menos una nueva constitución. Eso constituiría un claro retroceso, no para quienes hacen política, sino para el país. Quienes apoyamos sin dudar a Guillier no estamos dispuestos a aceptar tal retroceso y lucharemos hasta el final para impedirlo.

Dr. Ariel Ulloa, ex Alcalde de Concepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *